ORACIÓN ¡ BENDITO SEAS SEÑOR !

¡BENDITO!

¡ MIL VECES BENDITO SEAS, SEÑOR!

No guardes silencio, Señor, y en este día del Corpus

 hazte presente con la misma fuerza de aquel inolvidable del Jueves Santo.

Pero, deja que este momento –Señor-  seamos nosotros

quienes nos arrodillemos ante este gran Sacramento.

Hoy, como entonces, sentimos tu presencia Señor

Hoy, como entonces, sentimos el amor que se hace entrega

Hoy, como entonces, sentimos la generosidad que se transforma en servicio.

¡Bendito, mil veces bendito, Señor!

Te quedaste para compartir nuestras penas y fatigas

y, cada día que pasa, necesitamos de la Eucaristía para enfrentarnos a ellas

Te quedaste en el altar para que nuestra fe no se debilitara

y, cada hora que pasa, elevamos tu Hostia Santa,

porque, de lo contrario, tememos desfallecer en el camino.

¡Bendito! ¡Mil veces bendito, Señor!

Hablaste con Palabras de amor, y hoy sales a nuestras calles

reclamando nuestra pasión por los demás

Te arrodillaste para limpiar nuestros pies cansados

y, hoy somos nosotros quienes adoramos y bendecimos tu Realeza en la Custodia

Repartiste el pan de la vida, el  aperitivo de la vida eterna

y hoy, en este día del Corpus, a tu paso

las travesías se convierten en ríos de felicidad celeste

las plazas en manantiales o surtidores de vida

los balcones en alabanzas o en lluvia  de pétalos ante tu presencia real y misteriosa

¡Bendito! ¡Mil veces bendito seas!

Descubrirte, escucharte y comulgarte, Señor, ha sido una gracia

y, acompañarte por los rincones por los cuales discurre nuestra vida

ha sido, en este día del Corpus, un privilegio que sólo das a tus amigos.

¡Bendito! ¡Mil veces bendita sea la Eucaristía!

En este día del Corpus, ya no existen las calles ni las plazas

En este día del Corpus, no hay resquicio de odio ni rencor

En este amanecer del Corpus, no hay lugar para la injusticia o el “imposible”

Hoy, todo tiene sabor a cielo, a pan recién amasado,

a hermanos que comparten y trabajan por el bienestar de todos.

Hoy, en la custodia, se reflejan los sentimientos de cuantos te seguimos y te queremos.

Hoy, en la custodia, se funde –en la plata y el oro de nuestra fe- nuestros más vivos deseos de ser fieles a tu Palabra y de proclamar a los cuatro vientos

 lo que el corazón siente y la fe nos alienta:

¡TU ESTAS AQUÍ! ¡Y ESO, SEÑOR, NOS BASTA PARA SEGUIR ADELANTE!

¡BENDITO! ¡MIL VECES BENDITO SEAS, SEÑOR!

     

          

 

SIEMPRE UNIDOS CON JESUS Y MARIA  

 

 

Que el Corazón de Jesús, nos señale el camino para la auténtica felicidad

 ¡¡¡¡¡¡¡ TE DESEO PAZ DEL ALMA,ALEGRIA EN TU  DIA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

               

        

 

  DIOS TE BENDIGA

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s