Windows Live Hotmail

30 de abril de 2009 01:08:49 p.m.

Para:
ugocmtamaulipas@hotmail.com

Estimado(a) consumidor(a):

La preocupación colectiva por la epidemia de influenza ha permitido que algunos sectores hagan de las suyas. No sólo quienes especulan con cubrebocas, antigripales y falsas vacunas, sino también los legisladores que a puerta cerrada y sin ninguna vigilancia ciudadana han aprobado de manera express decenas de dictámenes sin siquiera discutirlos. ¡Nunca legislar fue tan fácil!

Tan sólo el 28 de abril los diputados aprobaron 11 dictámenes y 10 puntos de acuerdo en dos horas, es decir, 6 minutos por tema, apenas el tiempo necesario para emitir el voto y pasar a lo siguiente.

En esta dinámica, aprobaron una legislación que presuntamente favorece a la ciudadanía para que emprenda “acciones colectivas” en defensa de sus derechos cuando sea víctima de atropellos o irregularidades por parte de algún prestador de servicios o vendedor de productos.

Hasta la fecha, México es uno de los pocos países de América donde la gente tiene prohibido organizarse para emprender una demanda grupal con un mismo abogado. Si 20 o 10 mil mexicanos son afectados por un mismo problema y quieren actuar, deben hacerlo cada uno por separado.

En apariencia, los diputados decidieron corregir esta anomalía. Sin embargo, y a petición del Consejo Coordinador Empresarial, la ley que aprobaron establece que los ciudadanos podrán entablar demandas colectivas, siempre y cuando lo hagan a través de la Profeco, la Profepa o la Condusef.

Más aún, se prohíbe que algún estado, municipio o el DF legislen en la materia.

Ahora que esa iniciativa pasó al Senado, estamos solicitando que sea rechazada y se dé a los consumidores el auténtico derecho ciudadano de agruparse y actuar en forma colectiva, sin necesidad de tutelaje de instituciones gubernamentales que no han hecho lo necesario para ganarse la confianza ciudadana.

Te invitamos a conocer el manifiesto que hemos suscrito más de 30 organizaciones, así como académicos y líderes de opinión como Denise Dresser, Sergio Aguayo, Lorenzo Meyer, Carlos Monsiváis, Patricia Mercado e Iván Restrepo.
(http://www.elpoderdelconsumidor.org/empresarios_atentan_contra_derechos_ciudadanos.html)

HIPÓTESIS PARA ENTENDER LA EPIDEMIA

En tanto es aclarada la contradictoria información oficial en torno a la epidemia de influenza porcina y son subsanadas las evidentes carencias en infraestructura, personal y protocolos de documentación, conviene retomar las hipótesis que han formulado investigadores en inmunología.

Ellos dicen que el actual virus de influenza porcina provoca una “tormenta de citoquinas” en el organismo humano. Al parecer, los jóvenes tienen las defensas más altas de lo normal por razones no del todo conocidas. Se especula que la contaminación ambiental, el abuso de antibióticos y la mala comida pueden ser la causa. Al parecer estos agentes agresivos ocasionan algo similar a una reacción alérgica crónica: el cuerpo se defiende constantemente de estos agentes agresivos subiendo las defensas. Entonces, al entrar el virus el organismo reacciona en forma excesiva ya que no logra medir la fuerza de la infección. Libera catequizas, que son inflamatorias, para evitar que el virus penetre en las células. El problema es que libera tantas catequinas que se inflaman los pulmones y algunas personas mueren por asfixia. Es decir, el propio organismo afecta al paciente más que el virus. Ya se han asociado aumentos de muertes por influenza en Londres y Alemania en situaciones de elevada
contaminación atmosférica, o sea que es una hipótesis médica con bastante fuerza.

Sin embargo, aún quedan muchas dudas y preguntas. Los investigadores, además de cuestionarse por qué se está presentando más en jóvenes, no entienden por qué en México se mueren y en el resto del mundo no. Si ataca a gente con las defensas altas, los jóvenes infectados en Nueva Zelanda, España y demás deberían haber muerto por una tormenta de citoquinas y no ha sido así. Como hipótesis se ha sugerido que la elevada contaminación ambiental sobre todo en cuanto a partículas suspendidas puede ser una causa que afecta al sistema inmunológico volviéndolo muy sensible. Otro argumento es que el abuso de antibióticos puede ser contribuir porque activa demasiado las defensas. A lo anterior se puede sumar una mala alimentación basada en altas cantidades de comida procesada, azúcares, harinas refinadas y una gran variedad de aditivos en los alimentos. Además, está un incremento de muertes por neumonías, tanto virales como bacterianas, en México.

Lo que se indica es que habría que tomar medidas con el nicho de población que más ha sido afectado por la enfermedad. La mayor parte de los enfermos tienen entre 20 y 50 años, es decir, es la población económicamente activa. Este nicho de edad no está tan protegido con las medidas de cierre de escuelas. Se recomienda a la gente de estas edades salir lo menos posible de sus casas y extremar las medidas recomendadas, ya que son ellos los que más salen a trabajar, a hacer las compras, etc.

Recuerda que hay una serie de sugerencias básicas para prevenir el contagio:
(http://www.elpoderdelconsumidor.org/no_entres_en_pnico_protgete.html)

Y que la población con diabetes debe extremar precauciones, ya que está documentada su mayor propensión a contagiarse de influenza:
(http://www.elpoderdelconsumidor.org/influenza_y_diabetes.html

Windows Live Hotmail

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s